Ojo: las heces tambien pueden convertirse en un foco de contagio - Manitu
baños portatiles, lavamanos portatil, saneamiento portatil
388
post-template-default,single,single-post,postid-388,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.1.4,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,columns-3,qode-theme-ver-20.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default

Ojo: las heces tambien pueden convertirse en un foco de contagio

ARTÍCULO PUBLICADO ORIGINALMENTE EN EL FRENTE.COM.CO


Experto en saneamiento ambiental alerta sobre manejo que deben tener los desechos humanos para evitar propagación del virus COVID-19 en Colombia
Bogotá, 24 de marzo de 2020. El experto en saneamiento portátil, Juan Carlos Acosa alertó sobre el mal manejo de los desechos humanos que está teniendo el país, lo que podría convertirse en otro factor de alto riesgo para la propagación del coronavirus.

“El agua y los sanitarios contaminados están relacionados de manera directa, con la transmisión de enfermedades virales. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se estima que 800.000 personas mueren cada año en el mundo, por causas relacionadas con la falta de agua potable y 2.000 millones de seres humanos más (la cuarta parte de la humanidad) carecen de este insumo en condiciones seguras, por lo que es momento de prender las alarmas para no verter los desechos humanos sin ningún tipo de tratamiento adecuado a las fuentes hídricas”, manifestó, Juan Carlos Acosta, experto en saneamiento portátil.

De acuerdo con el experto, si en Colombia no se genera una verdadera concientización sobre la protección y la conservación del agua y del adecuado manejo de los desechos humanos, las consecuencias afectarían a la población más vulnerable elevando los índices de enfermedades y mortalidad. “Colombia es uno de los países de Latinoamérica con un alto índice de contaminación del agua, ocho de cada 100 habitantes no cuenta con agua potable. De allí que la disponibilidad de baños portátiles con tecnología verde, especialmente en regiones de alto riesgo contribuiría a mitigar en un alto porcentaje esta problemática”, asegura, Juan Carlos Acosta.

Si la población más vulnerable dispone de baños portátiles con tecnología verde, no solo se empezaría a ahorrar agua, sino más importante aún, los desechos serían tratados de manera óptima. “Los baños portátiles con tecnología verde sólo necesitan entre 15 a 20 litros de agua para operar durante tres días, generando 80 galones de desechos, los cuales son procesados para luego ser succionados y llevados a una planta de tratamiento de agua con el fin de tener agua reusable y así contribuir al cuidado del medio ambiente y de la ciudadanía”, manifiesta Acosta.

El agua contaminada es transmisora de parásitos y enfermedades que atacan especialmente a los niños. De estas enfermedades, la más conocida es la diarrea, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba con la vida de 361.000 niños cada año en el mundo, por complicaciones derivadas de las infecciones y la falta de atención.

Finalmente, el experto en saneamiento básico hizo un llamado a la población para mantener la higiene en los baños y verificar que las fuentes de agua para consumo se encuentren por lo menos a 100 m de distancia de letrinas, pozos sépticos u otros agentes contaminantes que se convierten en rápidos propagadores del virus COVID-19.



Abrir chat